IESG somos especialistas en instalaciones eléctricas de excelencia, nos caracterizamos por diseñar soluciones a la medida, en esta ocasión te contamos sobre el tipo de tensiones que tienen como objetivo de conducir y distribuir la corriente eléctrica desde su punto de origen (servicio eléctrico) hasta la última salida eléctrica.


Las instalaciones eléctricas se pueden clasificar según la tensión:


Instalación de alta y media tensión: Son instalaciones de gran potencia con grandes pérdidas de energía por el calentamiento de los conductores (efecto Joule). La diferencia de potencial máxima entre dos conductores es superior a 1000 voltios (1Kv). Principalmente se usa para grandes consumidores industriales.


Instalaciones de baja tensión: Estas son las instalaciones eléctricas más comunes, uso doméstico y comercial. La diferencia de potencial máxima entre dos conductores es inferior a 1000 voltios (1 Kv), pero tiene que ser superior a 24 voltios.


Instalaciones de muy baja tensión: Son poco empleadas debido a la diferencia máxima de potencial entre dos conductores, ya que ésta tiene que ser inferior a 24 voltios. Con este tipo de instalación de electricidad no se pueden usar artefactos con gran potencia ya que se quemaría el circuito.